Esta nota fue vista 332 veces

MUSEO MARIANO GAMBIER

El lugar cultural posee valiosas piezas de la población prehispánica

El Museo Mariano Gambier  fue fundado en el año 1965. Posee valiosas piezas y testimonios de las culturas aborígenes y del poblamiento prehispánico  que poblaron el territorio provincial.
 
La pieza más preciada que posee corresponde al cuerpo naturalmente momificado de un chasqui incaico, conocido como "La Momia del Cerro El Toro”, descubierto a 6100 msnm, el 26 de enero de 1964, por una expedición del Club Andino Mercedario y rescatada un mes después.
 
Las ocho salas establecen un recorrido cronológico por las culturas indígenas de la región y albergan piezas extraordinarias los restos de las distintas culturas. También se puede ver la reconstrucción a escala natural de las viviendas, cultivo y pinturas rupestres.
Las obras son piezas arqueológicas pertenecientes a las culturas La Fortuna, Los Morrillos, Ansilta, Iglesia, Calingasta, Ullum-Zonda, Angualasto y del período incaico en la región.
 
Algunas de los objetos que se pueden ver en las salas son los tejidos y las piezas rituales de la cultura Angualasto y el ajuar funerario de la cultura Los Morrillos.
 
El Museo cuenta con su propio centro de investigación y la mayoría de las piezas que se exhiben son de sus propias excavaciones.

Mariano Gambier fue un mendocino, que llegó a San Juan e hizo importantes estudios sobre las culturas precolombinas en la región. Para él el poblamiento de la región que hoy conocemos como San Juan se dio primeramente por la cultura llamada La Fortuna, éstos se fueron, y llegaron Los Morrillos, seguidos por los Ansilta, Los Calingasta, los Angualasto, los Huarpes, y posteriormente la dominación del Imperio Inca.

Gambier, decía que los grupos llegaban, se asentaban, vivían cierto tiempo y ante alguna eventualidad, como por ejemplo un cambio drástico en las condiciones climáticas, abandonaban todo y se marchaban. Después venía otro grupo y hacía básicamente lo mismo. Los nombres que recibe cada uno de estos grupos responde al lugar donde fueron encontrados los restos.

El museo conserva testimonios del poblamiento prehispánico, obtenidos en excavaciones realizadas en toda la provincia. Las distintas salas establecen un recorrido cronológico por las culturas indígenas de la región y albergan piezas extraordinarias, como la momia de Cerro del Toro.

Las salas del museo son:
La Fortuna: es la primera evidencia humana en la región, la cultura La Fortuna se desarrolló entre 6.500 y 6.200 a .C. Eran cazadores-recolectores y dejaron como testimonio un gran número de puntas de flecha, hojas y cuchillas realizadas en piedra.

Los Morrillos: los integrantes de la cultura Los Morrillos habitaron el área precordillerana del sudoeste del actual departamento de Calingasta, entre 5.900 y 2.500 a .C. Eran hábiles cazadores y, también, recolectores de frutos como algarroba. Se agrupaban en campamentos semipermanentes, desde los que partían excursiones de caza, y tenían elaborados ritos funerarios.

Ansilta: del 1800 a .0 al 500 d.C. se desarrolló la cultura Ansilta, primera en practicar la agricultura. Cultivaban quinoa, maíz, zapallo y porotos, y eran extraordinarios tejedores y cesteros. El museo conserva una momia con su cofia ritual, elementos de ajuar funerario y cestos ornamentados.

Iglesia y Calingasta: las culturas Iglesia y Calingasta se desarrollaron entre 50 y 500 d.C. y 580 y 1500 d.C., respectivamente. Ambas estuvieron fusionadas con culturas indígenas provenientes del noroeste argentino. A la llegada de los españoles, los miembros de la cultura Calingasta emigraron a Chile.

Ullum-Zonda: en esta sala se exhiben fragmentos de tejidos y otros objetos encontrados en yacimientos arqueológicos en el Valle de Calingasta. Pertenecen a los indígenas de la cultura Ullum-Zonda, que habitaron en los alrededores de la actual ciudad de San Juan entre 1200 y 1490. Desarrollaron una importante alfarería de tonos grises y eran grandes agricultores.

Angualasto: entre 1200 y 1460 D.C. se desarrolló la cultura Angualasto en la localidad homónima del sanjuanino Valle de la Iglesia. Establecida como un poblado, del que aún se preservan ruinas, esta cultura alcanzó altos niveles de tecnología agropecuaria y textil. El museo conserva, en excelente estado, vestimentas, armas rituales, mosaicos y piezas de cerámica.

Incaica: la influencia incaica sobre los grupos indígenas de la región tuvo lugar poco antes del arribo de los españoles. A partir de 1490, grupos llegados desde el norte dominaron a los indígenas de los valles sanjuaninos, integrándolos a los sistemas de producción del Imperio y penetrándolos culturalmente.

Contacto:
Dirección: Ruta 40 (lateral este, entre Progreso y calle 5), Ciudad de Rawson, San Juan.
Tel. 0264-4241424.
E-mail: iia@ffha.unsj.edu.ar
Horario normal: lunes a viernes de 8.00 a 20.00; sábados, domingos y feriados de 10.00 a 18.00. Horario de verano: (entre el 20 de diciembre y el 15 de febrero) lunes a viernes de 8.00 a 14.00; sábados, domingos y feriados de 9.00 a 13.00. Cerrado: 1º de mayo, Navidad y Año Nuevo.